SI NO SABES AMAR, TU VIDA PASARÁ COMO UN DESTELLO

lunes, 6 de julio de 2009

U2 EN BARCELONA TOUR 360º

REENCUENTROS
El 8 de agosto de 2001 asistí por primera vez a un concierto de U2, concretamente de la gira Elevatión en el Palau de sant Jordi de Barcelona. Era, como un hijo demasiado esperado que llega justo cuando el matrimonio no puede ser salvado. Deseaba estar allí, pero mi cuerpo (humano, demasiado humano) no sabia si allí era donde quería estar. Mi situación emocional, complicada sin lugar a dudas o naufragada en un mar de dudas y, por que no afirmarlo cuando ha pasado tanto tiempo, también de dolor, me llevó a una escapada royo road movie con mi amiga Carmen Mañas hacia el sur de Francia…a tras quedó el móvil, como banda sonora de nuestros dias “Arena en los bolsillos” de Manolo García… no teníamos destino…llegamos hasta Carcassonne,
visitamos Peratallada,

dormimos en Moteles de carretera, me presentó la tan deseada Cadaqués...
y ya tenian no uno, sino un gran montón de motivos para quedarme en Barcelona y dejar de pensar en huir.


Cuando regresamos a Barcelona asistí aun concierto de Misia en el Auditorio y en medio de dos parejas de desconocidos me entrege a un llantro estúpido y desatado pero reparador…comenzó en la canción “Ausencia” y no cesó.


Luego llegó el dia de la verdad y fuimos yo, y mi pasado, a las puertas del Sant Jordi a vender las entradas de aquel hijo demasiado deseado y que ahora estaba de mas…las inmediaciones del palau bullían de fans expectantes, no pudimos escapar al entusiasmo, nos dejamos contagiar de esa fiebre por U2 que habíamos olvidado y que habitó en nosotros cuando haciamos cola para comprar las entradas... nos animamos y, de mutuo acuerdo (como todo), nos pareció que debíamos aprovecharlas. Aquel que saltaba muy cerca de Bono cuando entraba en la pasarela con forma de corazón era un yo tan antiguo que ya no lo reconozco. Yo era uno de aquellos 18.000 espectadores que le cantaron happy birthday a the Edge en este 8 de agosto de 2001, cuando celebraba su 40 cumpleaños. Sea como fuere aquel no fue el concierto de mi vida, por que mi vida estaba cambiando y había otras cosas que llenaban mi corazón y mi alma y no dejaban lugar para la música. Que pena el tiempo perdido. (video de aquel dia, pinchar aqui: http://www.youtube.com/watch?v=66aL1xcKaVw )





U2 quedaria anclado en mi memoria junto a los recuerdos de un circulo de mi vida que se cerraba, demasiado vinculados con la tristeza, demasiado triste para recordar o rememorar…

U2 volvio a Barcelona y aunque continué comprando sus discos pensaba en sus directos como el resacoso piensa en el Whisky.


Pero el tiempo trascurre y la vida, si no le pones trabas, tiende a ser tremensdamente generosa y a recompensar con creces las penas necesarias para crecer, transformarse, mutar…este año U2 regresaba a Barcelona donde iban a inaugurar su gira mundial “Tour 360º”…

era el momento de arrancar los sentimientos de tristeza de los directos de U2, era el momento de dar a la música su lugar…no obtuve entradas para el concierto de inauguración del día 30 de junio, aunque si para el del día 2 y no es que las comprara el dia que se pusieron a la venta, que se agotaron en horas, es que U2 puso nuevas entradas a la venta unos días antes del concierto (que se jodan todos los putos reventas por hacer del arte una puta). Estaba dispuesto a cambiar las sensaciones tristes que en mi memoria se generaban cuando pensaba en los conciertos de U2. En esta ocasión yo le regalé las entradas a mi amic amat, por tantos años de un amor que no cesa.



El dia del concierto trabajé por la mañana y tuve la alegría de saber que Maria y Ricardo Pedrajas venían (muy bien acompañados) al concierto. Nos encontramos en un bar de Las Ramblas y desde allí con mi hermana Gema, nos fuimos a tomar algo a la Oveja Negra, donde vino a verlos Jose Manuel con su preciosa niñita.

Fue una tarde agradable como ultimamente recuerdo pocas. Siempre es bello encontrar a amigos lejos de la tierra madre, un amigo, como un hermano o los padres, son un oasis, un cachito de la tierra, así, aquella tarde creamos en Barcelona una embajada de nuestro Fuente Carreteros (ojo que tambien hubo Fuente Palmera, seamos justos,Je), y horas mas tarde, la trasladamos al Camp Nou para disfrutar de U2. Ellos tenían mejores entradas, pero U2 había hecho del colosal Campo de Futbol del Barça, un lugar íntimo y desde nuestra cuarta planta Mael y yo teníamos una vista espectacular de lo que (en un alarde de poca imaginación) se ha dado en llamar la “urpa” (garra),


aquel escenario de 360º que dicen inspirado en la sagrada familia.


La noche prometía ser agradable, corría una brisa fresca y en cuanto el sol se ocultó U2 le puso corazón a la ciudad, un corazón que latía con tanta fuerza que hacia tambalearse los cimientos de un estadio lleno a rebosar.


Comenzaron con canciones de “No line on line the horizon” y en un alarde de energía inagotable repasaron los éxitos que han hecho de U2 el mito musical que es en la actualidad, sus garndes discos y sus temas míticos desfilaron por el escenario contagiandonos una emoción casi infantil o demasiado adolescente.

Boy (Octubre de 1980);

October (1981);

War (Marzo 1983);

Under a blood red sky (1983);

The Unforgettable fire (Octubre 1984);

The Joshua Tree (Marzo 1987);

Achtung Baby (noviembre 1991);

Zooropa (Julio 1993);

Pop (Marzo 1997);

All that you can't leave behind (Octubre 2000);

How to dismantle an atomic bomb (Noviembre 2004)

Cuando tocaron "With Or Without You" no pude evitar recordar mi adolescencia, cuando compartía habitación con mi hermano y él, en un rustico aparato de música hecho con una radio de coche y dos altavoces, ponía hasta la saciedad este cassette, lo llamé por teléfono y se la regalé.
A Gema le regalé One y Mael y yo nos regalamos este pedazo de concierto que a duras penas lograba mantenernos sentados en las butacas.



Bono participaba de la naturaleza extraña de los dioses a la vez que recordaba injusticias sociales como el encarcelamiento de la premio novel de la paz de Birmania (Aung San Suu Kyi) ,



la critica social se conjugaba con la cercanía al público la complicidad para que corearamos las letras e incluso llegó a subir al escenario a una joven con la que tomo cava, incluyendo un mini homenaje a Michael Jackson. Hicieron dos bises para hacer del show un espectáculo redondo al que no le cabía crítica. La única critica se la ha de llevar el Ayuntamiento de Barcelona, ya que el concierto terminó a las 00:30 y el metro dejo de circular a la 1, con lo que un monton de gente nos las vimos y deseamos para llegar a casa.


Nota: gracias a Ingrid y David por la cervecita tan oportuna, pena que les toco trabajar tanto sirviendo a tanto bebedor anónimo.
Este post se lo dedico a mi hermano Francisco, gracias al cual, hace tantos años, descubrí U2.
Algunas de las fotografias son mias, otras son de internet y las de mejor calidad de la web http://www.u2.com/ (este video que se escucha bien pero se ve fatal por que no puedo parar de moverme es mio y el del post de 3 de julio tambien, disfrtuten)

video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada