SI NO SABES AMAR, TU VIDA PASARÁ COMO UN DESTELLO

jueves, 9 de julio de 2009

LA MUERTE DE MICHAEL JACKSON



Durante estos dias he intentado resistirme por activa y por pasiva ha hacer algún comentario sobre este tema. Mas que nada por la fiebre fanatica que se ha desatado tras la muerte del cantante. Lógicamente todos los que tenemos una edad hemos crecido disfrutando de la mejor época del artista, recuerdo que esperábamos ver sus nuevos videos con la espectación de quien va a ver una gran película cargada de efectos especiales. Sin embargo me entristece el hecho de que para los seres humanos los muertos siempre sean buena gente. En los ultimos años la prensa y las televisiones habían hecho escarnio y burla hasta la saciedad sobre su persona, pero ahora nada de eso cuenta y la gente está contagiada por la fiebre que despiertan los artistas cuando mueren. Sea como fuese hay que diferenciar al artista de la persona. Como artista un genio. Como persona, por mas que ahora se quiera justificar e incluso silenciar, tubo comportamientos impropios de un adulto hacia los niños, por muy inocente que se sea que un adulto comparta cama con un grupo de niños resulta, cuando menos, anómalo.


En cualquier caso lo que me ha llevado a escribir este post ha sido la única escena que durante estos dias, que han ido desde su muerte (25-06-2009) hasta el funeral que se celebró ayer (7-07-2009) me ha conmovido profundamente hasta las lágrimas. Sin lugar a dudas se trata del momento final del funeral en el que su hija Paris lo arranca del mundo mitologico y lo hace humano diciendo que desde que ella nació Michael fue el mejor padre que pudo tener. Esto es lo bello. Lo triste de la imagen es esa banda de cuervos que se arremolina en torno a ella y que sin lugar a dudas intentarán utilizar esta muerte para relanzar sus carreras e intentar sacar el máximo partido, pues de sobras son conocidas las relaciones que el cantante mantenía con los miembros de su familia a los que, a excepción de su madre, no ha dejado ni un centimo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada