SI NO SABES AMAR, TU VIDA PASARÁ COMO UN DESTELLO

viernes, 27 de marzo de 2009

PERSONAJES:MEMENTO MORI A LUDVIG II DE BAVIERA,"Respice post te! Hominem te esse memento!"*




(la primera fotografia es del rey Luis II de Baviera en su juventud, la segunda es un retrato de su madurez y la que hay sobre estas lineas es un fotograma de la película de Luchino Visconti con H.Berger en el papel de LUDVIG II y R. Schneider en el papel de su prima Sissí)

Mi intención primera era comenzar a transcribir aquí el diario de viaje que nos acompañó durante nuestro viaje a Munich, sin embargo el hecho en si de la materialización del viaje no sería mas que la mitad de la historia. Así pues, he considerado necesario y fundamental este prologo...las cosas no son debidas a las casualidades, si no mas bien a las causalidades. Varios hechos rodean mi interés por Munich, el hecho de que la ONG para la que trabajo tenga sus oficinas centrales allí podría ser uno de los puntos que nos llevaron a planear este viaje, pero siento reconocer que no fue así. Mi interés por Munich nació algunos años antes, exactamente al poco tiempo de conocer a Ismael. Cuando lo conocí él estaba a punto de marcharse a Munich de Erasmus durante medio año...cosas de la vida ese verano del 2002 yo estuve muy cerca de Munich, en la frontera Italiana con Austria, en Trento, y de hecho visité Insbruck...pero no estaba aun en mi destino enamorarme de Munich...esperé que me dijeran "Ven", para, como dice el Bolero, dejarlo todo, y aquel "Ven", no llegó. No estaba en nuestro destino unir nuestros afectos...o acaso los estábamos fraguando. La cuestión es que muchos meses después, cuando ya vivíamos juntos y conocí a su madre (Martina) ella nos invitó a ver una película sobre un personaje al que adoraba y admiraba, LUDVIG II de Baviera. La reposición de esta película de 1973 rodada por Luchino Visconti la hacían en los Cines Verdi del barrio barcelonés de Gracia y aunque Martina pensaba que a nosotros se nos podía hacer un poco larga, yo quedé fascinado y enamorado del personaje que interpretaba Helmut Berger (también un poco del propio Helmut Berger que actuaba en la película junto a Romy Schneider, la eterna Sissí) y a partir de aquí, entre la película y lo que Martina e Ismael me fueron descubriendo de este rey Bávaro que había vivido a finales del siglo XIX obsesionado en construir castillos de ensueño en los lugares mas recónditos de su país (Bavaria aun no pertenecía a Alemania) me enamoré de él y lo introduje en mi galería particular de personajes fetiche: mis amores platónicos (algún dia comentaré cual fue el primero...curiosamente era un personaje de ficción) ¿Cómo había podido vivir tanto sin haber escuchado absolutamente nada sobre Luis II ? Cuando me comencé a obsesionar, como me suele ocurrir con algunos personajes históricos por los que daría años de vida a cambio de poder compartir un café con ellos, mas me atrapaba la vida, la grandiosidad, la tristeza y la soledad que envuelven su existencia...sin lugar a dudas fue el último gran romántico... cuando vi por primera vez una fotografía suya supe que lo había visto antes, e, inmediatamente, recordé el lugar: la casa de Port Lligat en Cadaqués, de Dalí. Allí en un recibidor barroco en el que hay un oso embalsamado, en una cristalera atestada de estampillas y otros abalorios estaba la foto del que ha pasado injustamente a la memoria de la historia como el rey loco de Baviera. Y para el que no sepa por qué llegó a ganarse este apodo que aun sigue siendo el reclamo turístico de Baviera, pues mañana se lo cuento que hoy ya se me ha hecho tarde.


*"¡Mira tras de ti! Recuerda que eres un hombre"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada