SI NO SABES AMAR, TU VIDA PASARÁ COMO UN DESTELLO

viernes, 20 de noviembre de 2009

LA EDAD DE CRISTO

Hoy dirijo la mirada hacia atrás con cierta nostalgia y pongo mi vida en una balanza, es un ejercicio triste y casi doloroso (por eso solo lo hago un día al año). Reconozco que en el camino quedaron muchas cosas...perdí la inocencia, la seguridad infinita de la infancia, sueños, amigos y familiares…algunos de ellos tan solo viven ya en mi recuerdo…pero siempre aprendí algo de ellos y me quedé con lo bueno de cada experiencia vivida por adversa que fuese. Hoy soy mas viejo…también debería ser más sabio. Probablemente tendría que haber aprendido a pedir disculpas antes, pero el exceso de soberbia es propio de la juventud. Realmente no me siento mas viejo, pero si mas sosegado y en calma...y con muchas mas canas. Hoy soy la suma de todas aquellas personas que conocí y de todo lo bueno y malo vivido…y no cambiaría nada porque todo ello me trajo hasta aquí, el lugar del tiempo que hoy habito está plagado de la belleza de las pequeñas cosas y de los gestos mundanos. Sería ingusto e ingrato quejarme por algo. Mis padres y hermanos y mis seres queridos tienen salud (las distancias se pueden recorrer), comparto la vida con la persona que amo y este año que dejo atrás me trajo dos regalos insuperables: mis ahijados Francisco y Ángela, que tantas alegrias y buenos momentos nos han de dar. Así, solo se me ocurren dos frases, hace mucho cantadas con unas letras francamente precisas, que resumen perfectamente este balance que hoy hago sobre los años pasados: “Nunca el tiempo es perdido” (http://www.youtube.com/watch?v=6L363ZShT4w) y sobre todo “Gracias a la Vida”(http://www.youtube.com/watch?v=WyOJ-A5iv5I)…que me ha dado tanto…y que nunca se vuelva tacaña.

Comparto con todos la que sin duda es una de mis fotos mas queridas e intima. En este lugar, que son los brazos de mis padres, siempre soy feliz, siempre encuentro la calma y la seguridad incondicionalme.

PD: Odio cuando la gente pregunta ¿ Pero cuantos años cumples? y cuando se lo dices responden, "Anda, la edad de Cristo". Enterensé de una vez que dá mal royo, que esa es la edad de Cristo, sí, pero cuando murió, leñe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada